Gracias!
alcala
benavente
EleRoos
SFerHen
Torrejon
Parador
Becerril
Moralzarzal
cuellar
manzanares
guadarrama
expocon

José Luis Labad, Embajador por la Paz

Madrid, 19 de enero de 2017

El Círculo de Embajadores Universales de la Paz con sede en Ginebra-Suiza y Paris-Francia, me ha designado como Embajador Universal de la Paz en España.

¿Increíble, verdad? Pues el martes, 17 de enero de 2017 a las 10:21, recibí la grata noticia del nombramiento, de que el Círculo de Embajadores Universales de la Paz, organismo vinculado a las Naciones Unidas, que tiene representantes en los cuatro Continentes, eligió por unanimidad como Embajador Universal de la Paz en España, a este modesto escritor y poeta en mérito a su actividad con la infancia y la juventud y por su labor poética y literaria a favor de la cultura y la paz mundial.
Esa designación fue aprobada, por la Presidenta de esa notable institución de prestigio mundial, Dña. Gabrielle Simond. El referido organismo cuenta en su seno con famosas personalidades de la política y la cultura del Planeta como M. Robert Müller Ancien Secretario General Adjunto de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) Chancelier Honoraire University for Peace ONU, Lama Gangchen, Maurice Bejart, Claude Lelouch, John Hallyday, Carlos Garrido Chalen, Ernesto Kahan, Milagros Hernández Chiliberti, Marcela Vanmak, entre otros.

Embajador de la PazLa verdad es que esta nominación ha sido una agradable sorpresa, pero no llego a entender como alguien ha podido tenerme en cuenta para este nombramiento por mi trayectoria a favor de la infancia y la juventud y por mis humildes poemas y escritos. Ha sido un nombramiento que me llena de orgullo y satisfacción por el reconocimiento de mi labor durante tantos años y me siento muy halagado por ello.

Mi trabajo con la infancia y la juventud siempre ha sido desinteresado y sin buscar ningún beneficio material para mí o mi familia, aunque para ser sincero, si me ha reportado unos beneficios espirituales sumamente significativos. He sido galardonado con premios tan importantes por mi labor, como son, la sonrisa de un niño o los rostros de gratitud de una familia al prestarles mi ayuda.

Con ello, me siento altamente pagado y premiado, pues estos trabajos, son los que te hacen feliz y útil en la sociedad en la que convivimos; ya que, si no disfrutas con ellos, no llegarás a ser dichoso con el trabajo voluntario que realizas y no contagiarás tu alegría a los que te rodean. Mis mejores tesoros son esos instantes, que juntamente con mi familia, mis amigos y mi poesía, me hacen ser, uno de los seres más dichosos de este mundo y si tuviera que volver a nacer y elegir mi futuro, seguro que elegiría el mismo.

Pero no sería nada, ni nadie, sin todo lo que me han dado cada uno de los hombres y mujeres que desde 1972 me han acompañado en el barco de la Justicia, la Paz, el Amor, la Libertad y la Amistad, esas personas anónimas que dan su vida cada día por los demás y que son, han sido y serán, esos integrantes de la gran familia de la asociación Halcones de la Amistad, una asociación que es la verdadera merecedora de este premio y de mi eterna gratitud.
Gracias al Círculo de Embajadores Universales de la Paz, a su presidenta Dña. Gabrielle Simond y a todas esa personas que han pensado en mí para la nominación de este galardón, y en especial, a María del Carmen Aranda por proponerme como candidato a tan alto honor. Y como no, a los miembros de la asociación Halcones de la Amistad por todo lo que significan para mí y por ser el corazón que nutre mis sentimientos.

Gracias de este humilde poeta de barrio.

Siempre,
José Luis Labad Martínez

Compártelo!