Gracias!

alcala
benavente
EleRoos
SFerHen
Torrejon
Parador
Becerril
Moralzarzal
cuellar
manzanares
guadarrama
expocon

Abraham Prieto

Abraham Prieto

Abraham Prieto (Madrid, 1984) es geógrafo naturalista y trabaja como funcionario del Estado.

Ha colaborado en el libro Espejo Lobo y publicado en la revista Quercus, además de tener en marcha varios artículos académicos. También escribe periódicamente artículos de opinión y reportajes fotográficos enAbraham geopercepcion.com. Lleva a cabo un intenso trabajo personal de divulgación de la naturaleza.

Más allá de la afición, sus experiencias en campos y montañas son la principal inspiración para su narrativa. Es autor del libro de relatos Escuchando el silencio (2015). La sierra distante (2018) es su primera novela.

SIERRA DISTANTE

(Letrame, 2018)

A mediados del siglo XX, los pueblos y aldeas de la sierra permanecen anclados en el tiempo. Bajo la sombra de una amenaza exterior y rodeados de una naturaleza tan bella como remota, el arriero Santos y su hijo Miguel Abraham 2emprenden un viaje a través de las montañas, en el que cada uno deberá afrontar las tinieblas para poder encontrarse a sí mismo. En los caminos descubrirán lo frágiles que son los cimientos que sustentan su mundo.

Enmarcada dentro de la «literatura del desarraigo» , La sierra distante constituye todo un homenaje a la naturaleza salvaje y las tradiciones antiguas. Una profunda reflexión sobre un tiempo pasado en el que la dureza de la tierra forjaba la honestidad en el hombre

Escuchando el silencio

(ScriboEditorial, 2015)

En Escuchando el silencio viajamos a la naturaleza a través de un incesante y solitario deambular, mochila a la espalda y cantimplora en el cinturón. El autor nos descubre Gredos, la Montaña Palentina, el Alto Tajo o el escuchando el silencioMacizo de Ayllón valiéndose de relatos cortos de un ímpetu casi gineriano, cargados de una rabiosa defensa de la vida libre y salvaje, tanto de la fauna y flora como de los hombres.

Bosques vírgenes, altas cumbres de áspera belleza, llanos desérticos y aldeas despobladas son los escenarios de estas historias, casi todos ellos tesoros desconocidos en lo profundo de lo que el autor llama la Vieja Iberia. Mediante una prosa intimista somos testigos de un sentimiento que también debió impregnar a los pioneros, pero que el hombre de hoy puede haber perdido ya para siempre.